Casa abierta al paisaje en Lloret de mar / Gerona

Amplitud, modernidad y luminosidad con vistas al mar

Esta casa de tres plantas está situada en un enclave estratégico con unas fantásticas vistas sobre el mar Mediterráneo. El proyecto de interiorismo de vilablanch quiso dotar a la vivienda de una estética elegante y moderna, sin robar ni un ápice de protagonismo al paisaje que se filtra desde cada uno de los ventanales. 

  • Casa abierta al paisaje en Lloret de mar, Gerona
  • Casa abierta al paisaje en Lloret de mar, Gerona
  • Casa abierta al paisaje en Lloret de mar, Gerona
  • Casa abierta al paisaje en Lloret de mar, Gerona
  • Casa abierta al paisaje en Lloret de mar, Gerona
  • Casa abierta al paisaje en Lloret de mar, Gerona
  • Casa abierta al paisaje en Lloret de mar, Gerona
  • Casa abierta al paisaje en Lloret de mar, Gerona
  • Casa abierta al paisaje en Lloret de mar, Gerona
Fotografía: Albert Font Estilismo: Mar Requena
El encargo

La casa está construida en un terreno elevado sobre una pendiente y disfruta de unas impresionantes vistas al mar. La vivienda es la segunda residencia de la pintora Ana María Scifani, quien buscaba una casa de verano con estilo y personalidad propia.

El estudio vilablanch debía trabajar sobre la base de un proyecto arquitectónico ya concluido y recibió el encargo de redefinir y maximizar la distribución interior, realizando un proyecto integral de interiorismo para esta casa de nueva planta.

El resultado debía ser una casa de tres plantas, amplia, moderna, luminosa, y que permitiese el disfrute máximo de las vistas. 

Espacio original

La casa de nueva construcción se asienta sobre una parcela de unos 400 metros cuadrados.

La superficie total construida es de 435 metros cuadrados que se distribuyen en tres plantas:

  1. La planta baja tiente un total de 157 metros cuadrados, de los cuales 24 metros corresponde el porche, 65 m2 se destinan al garaje y 68 corresponden a la vivienda.
  2. En la primera planta, del total de 179 m2, 103 m2 se destinan a la vivienda, a los que se suman dos terrazas de 50 y 26 m2 respectivamente.
  3. La segunda planta suma un total de 99 m2, destinados completamente a la vivienda (el dormitorio principal y el baño suman unos 40 m2).
El proyecto

El principal objetivo de vilablanch al realizar el proyecto de esta vivienda era sacar el máximo partido a su excelente ubicación. Y eso requería no sólo no ocultar las vistas sobre el paisaje, sino encontrar soluciones que las respetaran y las hicieran áun más valiosas.
Estas fueron las principales intervenciones:

  • La primera planta era un espacio diáfano donde se ubicaba toda la zona de día. La solución del estudio VilaBlanch para zonificar mejor el espacio y preservar las vistas fue diseñar una gran chimenea, casi escultórica, con planchas de hierro forjado suspendidas del techo.
  • La chimenea se situó frente a la escalera, para no adelantar las vistas sobre el paisaje. De esta manera, al entrar en el salón, se pueden disfrutar plenamente de las vistas. Actúa como elemento separador, que mejor la privacidad de la planta baja, ya que también oculta el tránsito de la escalera, vista desde el salón. Organiza el espacio, con una zona de lectura frente a la misma, la zona de estar a un lado y el comedor al otro. 
  • En cuanto a los acabados, el objetivo era crear una atmósfera elegante y moderna. Las paredes se pintaron en color harina tostada. El pavimento de la primera planta es un porcelánico gris piedra y el de la planta alta es parquet de madera de ipe.
Proyecto de interiorismo. Fachada y recibidor
Proyecto de interiorismo. Fachada y recibidor

La parte anterior del terreno de esta finca se reserva para la zona ajardinada. El importante conjunto de la entrada, con la puerta de acceso a la izquierda, en madera oscura, y el portón blanco para coches del lado derecho, queda protegido visualmente por la presencia del jardín

La puerta de entrada, en madera de ipe y cristal, se fabricó como una celosía vertical que recuerda a las casas mediterráneas. Así se creó un acceso que permite la entrada de luz en la planta más baja y que, al mismo tiempo, resguarda la intimidad de la vivienda.

Al abrir la puerta, nos encontramos con una pasarela oscura a modo de alfombra, realizada en la misma madera de ipe, que coincide con el ancho de la hoja de la puerta de entrada. El cambio de material concede protagonismo al recibidor, al mismo tiempo que acentúa su proporción larga y estrecha y dirige la atención hacia la escalera.

En este pasillo, a modo de escultura, la “S” chair, de Tom Dixon para Cappellini.
La iluminación del techo se ha realizado con las lámparas Cilindro de Viabizzuno, colocadas en parejas para crear sensación de continuidad.

Proyecto de interiorismo. La terraza
Proyecto de interiorismo. La terraza

Del salón-comedor se accede a la terraza mediante un cerramiento de cristal y aluminio con dos correderas de grandes dimensiones, con apertura en la zona central y dos paneles fijos laterales.

El suelo de la terraza es el mismo de toda la vivienda para dar continuidad cuando está abierto el acceso. La terrada está cubierta con celosías de Durmi.

En la terraza se colocó el sofá extrawall, diseño de Piero Lissoni para Living Divani, en su versión para exterior. Un sistema modular y versátil que permite sentarse por todo su perímetro. 

Proyecto de interiorismo. Dormitorio
Proyecto de interiorismo. Dormitorio

La habitación principal, de planta cuadrada, tiene una gran cristalera en la esquina que ofrece las mejores vistas sobre el mar, hacia las que se ha orientado la cama.

Tras la cama, un mueble bajo cabecero de Cappellini, lacado en blanco. Tras el cabecero, se sitúa un enorme armario de Molteni, en color laca moka, de la serie Gliss.

El dormitorio cuenta también con una zona de escritorio, con una estética muy ligera. n En la pared lateral se sitúa un módulo suspendido, lacado a juego con el cabecero, también de Cappellini, sobre el que se ha colocado la lámpara Atollo, de Oluce.

Cerca de la ventana, un escritorio de madera del sistema Pass de Molteni, que permite suspender la televisión y ocultar el cableado bajo una tapete en el sobre de la mesa. Delante, la emblemática silla Saarinem, de Knoll. 

proyecto-interiorismo-vivienda-casa-amplitud-luminoso-moderno-costa-girona-barcelona-03
Proyecto de interiorismo. Baño

En el baño se colocaron dos grandes volumente apaisados de piedra a diferentes niveles, El módulo superior sirve como soporte para colocar el lavamanos y el inferior funciona como banco para sentarse al salir de la ducha.

La paredes se revistieron con mosaico de Bissaza. El parquet es de madera de ipe.

Proyecto de interiorismo. Cocina
Proyecto de interiorismo. Cocina

La cocina se realizó en color gris piedra con el sistema Vela Aluminio de DADA, un sistema con puertas de frontal estratificado y cantos de aluminio para proporcionar más durabilidad, y unos tiradores lineales también de aluminio.

La paredes derecha y del fondo, se amueblaron con columnas de DADA, para tener una máxima capacidad de almacenamiento. Estas columnas albergan la nevera el horno y el microondas, de Gaggenau, y son de color gris cálido.

La zona de cocción se situó en una península central modelo banco con mobiliario suspendido en madera de teca y encimera de piedra gris.

Proyecto de interiorismo. Salón, zona de estar

El salón se amuebló con pocos elementos pero muy relevantes. En el centro se situó un gran sofá dispuesto en L. Es el modelo Wall diseñado por Piero Lissoni para Living Divani.

Un módulo lacado en rojo de Cappellini sirve de soporte a la televisión. Para cerrar la zona de estar se han escogido dos butacas de cuero rojo e inspiración retro, de Fritz Hansen.

Lámpara de pie Glo Ball, de Flos. Mesa de centro Isole de Cappellini y mesa auxiliar de Molteni. 

Proyecto de interiorismo. Comedor
Proyecto de interiorismo. Comedor

A la derecha de la chimenea tenemos el acceso a la cocina, mediante unos paneles correderos de 1,5 metros y 2,2 metros, que permiten aislarla o comunicarla con la zona de estar.

Frente a la cocina se encuentra la zona de comedor, integrada al salón, con una mesa Mondo de Cappellini, las sillas Lia de Zanotta y el contenedor serigrafiado de Cappellini, con un diseño de Paul Smith. 

Proyecto de interiorismo. Salón, zona de chimenea
Proyecto de interiorismo. Salón, zona de chimenea

La primera planta está ocupada por la cocina, el aseo de cortesía y un enorme salón con vistas al mar y acceso a una terraza cubierta.

La vista desde el salón es espectacular, y por ello se decidió que, al subir la escalera, los ventanales quedaran parcialmente ocultos por una enorme chimenea suspendida. De este modo, se creaba un efecto de impacto, sin “adelantar” la visión del paisaje, sino que las vistas se disfrutan plenamente una vez superada la chimenea.

El estudio VilaBlanch diseño una chimenea rectangular de plancha de hierro soldada a modo de escultura y suspendida del techo, de 225 cms de largo y 60 cms de ancho centrada frente a la escalera. Abajo se colocó una peana para las cenizas, del mismo tamaño que el volumen suspendido.

La chimenea sirve para zonificar y aumentar la privacidad de la vivienda, ya que independiza el salón y la zona de la cocina del espacio que ocupa la escalera, desde la que se accede a la zona de noche.

Frente a la chimenea se creó una zona de lectura con la butaca Gilda de Zanotta, un taburete de madera tratada al aceite de la firma E15 y una lámpara de Oluce. La alfombra es de Paola Lenti, diseñada por Patricia Urquiola