Vivienda modernista en Passeig de Gràcia / Barcelona

La vivienda, construida a finales del s.XIX, se actualiza desde una visión profundamente respetuosa con su historia y con los elementos originales de su arquitectura interior.

El objetivo del proyecto de interiorismo realizado por el estudio vilablanch ha sido devolver a la vivienda toda su belleza original, adaptándola a las necesidades de funcionalidad, distribución y confort de la vida actual.

  • Vivienda modernista en Passeig de Gràcia vilablanch

UBICACIÓN PRIVILEGIADA

En la planta principal de un edificio barcelonés de finales del s.XIX, nos encontramos esta joya del modernismo catalán: una vivienda de estilo palaciego, rica en elementos de gran valor arquitectónico y patrimonial. Está situada en el Passeig de Gràcia, en una de las zonas más exclusivas de Barcelona, conocida como el Quadrat d'Or.

La vivienda, que en sus orígenes perteneció a la burguesía catalana, destacaba por los pavimentos nolla de vivos colores, los techos policromados con trabajadas cornisas, una carpintería interior con elaborados detalles y una distribución centrada en los grandes espacios.

En los años 90, la vivienda vivió un cambio de uso y se transformó en unas oficinas. Fue entonces cuando los elementos modernistas pasaron a un segundo plano: se instaló parqué flotante sobre el pavimento original, se bajaron falsos techos dejando ocultas las cornisas y rosetones, los techos se restauraron de forma exagerada y artificial, y la carpintería de la fachada interior se sustituyó por carpintería de aluminio.

Vivienda modernista en Passeig de Gràcia vilablanch

PROYECTO DE ARQUITECTURA INTERIOR

 

El reto del estudio vilablanch consistió en devolver a la vivienda todo su esplendor original, recuperando su rico patrimonio arquitectónico y ornamental, y adaptar los espacios a las necesidades de funcionalidad, distribución y confort de la vida actual.
 

Restauración fiel a su pasado

Recuperar los elementos modernistas de la vivienda era una prioridad. Un experto equipo de profesionales formado por arquitectos, interioristas y artesanos, llevó a cabo minuciosas actuaciones:

- Restauración del mosaico Nolla, respetando las composiciones geométricas originales de estos maravillosos suelos compuestos por coloridas teselas de gres.

- Recuperación de las pinturas policromadas de los techos, así como sus cornisas y rosetones. Se devolvió su personalidad a cada techo y, a la vez, se creó un lenguaje cromático que permitió construir un diálogo entre ellos.

- Restauración de la carpintería interior preexistente en puertas y ventanas. Y en la galería que da al patio de manzana, se vuelve a instalar carpintería de madera, para devolverle su piel original.

- Instalaciones ocultas para resaltar la esencia modernista. Las instalaciones de iluminación, aerotermia y seguridad se colocan ocultas en las dobles paredes de la vivienda, así como en los nuevos techos del pasillo y las zonas húmedas.

Vivienda modernista en Passeig de Gràcia vilablanch

Bello contraste entre lo antiguo y lo nuevo

En el proyecto de restauración hemos sido muy honestos: hemos restaurado los elementos existentes y, allí donde no había, hemos sido totalmente contemporáneos. No se han hecho réplicas ni imitaciones de lo antiguo, sino que se han incorporado elementos nuevos y lineales, buscando crear un claro contrapunto con lo antiguo.

Esto se ve especialmente en los cortes de la tabiquería, puros y ortogonales, realizados para crear nuevos pasos. Las nuevas aperturas son como recortes en la antigua arquitectura, que permiten conectar espacios. Estas intervenciones las encontramos en la ampliación de la cocina y en los nuevos accesos a los baños.

MATERIALES
Solo se emplean tres materiales y colores: color arena en todas las paredes y allí donde hay una intervención arquitectónica nueva; color piedra en la restauración de la carpintería original y en el nuevo mobiliario de la cocina; y madera de nogal en la nueva zona de paso del recibidor, en los baños y en la cocina.

MOBILIARIO E ILUMINACIÓN
Se eligen pocas piezas, pero con mucha personalidad. Son piezas exentas, independientes de la arquitectura, cuya riqueza cromática y de materiales convive en harmonía con los tonos de los pavimentos y los techos originales. La iluminación también es elegante y contemporánea, pero con algún guiño al pasado, como las lámparas del pasillo que recuerdan las antorchas de antaño o la lámpara del salón inspirada en un Chandelier clásico. Todas ellas son piezas de grandes marcas de reconocido prestigio.

Vivienda modernista en Passeig de Gràcia vilablanch 11

Distribución

Se trata de una vivienda única por su gran valor arquitectónico y patrimonial, por su ubicación en un entorno privilegiado de Barcelona y por tener una distribución atípica para una vivienda del Eixample de Barcelona.

La distancia entre la fachada y el patio de manzana es inferior a la establecida en el Pla Cerdá. Esto implica que su estructura arquitectónica difiera de los clásicos pisos modernistas barceloneses y que su distribución en planta sea muy curiosa: el pasillo central va paralelo a fachada y no perpendicular, como es habitual. Además, este pasillo divide la casa en dos zonas, pero no finaliza en una sala noble, sino que va a dar a una pared. La reforma crea aquí un juego de ilusionismo, incorporando un espejo de suelo a techo que permite duplicar el espacio, reflejando la puerta de vitrales que hay en la entrada.

Otras particularidades de la vivienda son:

- Todas las habitaciones gozan de luz natural, tanto a través de los balcones que dan a fachada, como a través de la galería que da al patio de manzana.

- Todas las salas articuladas alrededor del pasillo son nobles; las que dan a fachada se destinan a zona de día y la que dan al patio de manzana, a zona de noche.

- Las estancias sin suelos ni techos nobles se destinan a las zonas húmedas de la casa (baños y lavadero).

- Los baños se concentran en un núcleo central, para articularse alrededor del único desagüe de la finca.

- La vieja “zona de servicio” desaparece y se destina a una cocina amplia, moderna y funcional, que hace uso de un pequeño desagüe pluvial.