Pisos Nobles, Casa Burés · Proyecto de interiorismo / Barcelona

Respeto absoluto por los elementos existentes

Proyecto de interiorismo y restauración que transforma el piso principal de la Casa Burés -había sido la residencia de la familia Burés- en dos impresionantes viviendas de 500 m2 donde se recuperan y potencian los elementos originales.

  • Principal Casa Bures vilablanch
Casa Burés, una joya modernista de Barcelona

La Casa Burés es un edificio modernista del Ensanche derecho de Barcelona, que se encuentra situado en el chaflán de las calles Ausiàs March y Girona. Construida entre los años 1900 y 1905, esta magnífica finca modernista es obra del arquitecto catalán Francesc Berenguer i Mestres, colaborador cercano de Antoni Gaudí, y toma su nombre de su primer propietario, Francesc Burés, dueño de una de las empresas textiles más exitosas de España.

En total, el edificio suma 7.000 metros cuadrados repartidos en seis plantas, que originalmente se distribuían de la siguiente manera: la planta baja del edificio albergaba la sede de la empresa y el garaje; el primer piso de 1.000m² era la casa de la familia Burés; los pisos superiores, a los que se accedía mediante uno de los primeros ascensores que se instalaron en Barcelona, comprendían doce apartamentos de alquiler de 300 m², y la planta sótano estaba destinada a almacenaje.

Este emblemático edificio está catalogado con el nivel B de protección de bien cultural de interés local desde el año 1979. Esto hace imprescindible mantener, conservar y restaurar todos los elementos modernistas catalogados que componen el edificio. Un reto al que han sabido dar respuesta el equipo de interioristas del estudio vilablanch liderado por Agnès Blanch y Elina Vilá, y el equipo de TDB Arquitectura, liderado por Juan Trias de Bes.

El proyecto de interiorismo de Casa Burés incluye la conceptualización, definición y ejecución de la arquitectura interior de tres tipologías de vivienda: lofts, pisos nobles y viviendas superiores (estas engloban pisos y áticos), así como de las zonas comunes. A continuación, os presentamos el proyecto de interiorismo realizado para los PISOS NOBLES.

Pisos Nobles de la Casa Burés

El piso principal -que había sido la casa de la familia Burés- se convirtió en dos impresionantes viviendas de 500 m2. Dos joyas modernistas de gran valor patrimonial, con espacios palaciegos de proporciones y acabados únicos en Barcelona, que tienen valiosos elementos arquitectónicos y decorativos: magníficos frescos en paredes y techos con paisajes y escenas bucólicas de gran formato, techos y paredes con molduras únicas en estilo art decó, vitrales emplomados con una policromía excepcional y única en Barcelona, y una ebanistería rica en molduras y detalles ornamentales.

PROYECTO DE INTERIORISMO by Estudio VILABLANCH + TDB Arquitectura
En la planta principal es donde había el mayor número de elementos de gran valor patrimonial. Se optó por un interiorismo que pusiera en valor todo el patrimonio arquitectónico y artístico de estos espacios, llevando a cabo una restauración delicada y minuciosa de los elementos existentes, como los pavimentos de mosaico o marquetería, las paredes con vitrales emplomados con temas florales, los panelados de madera ornamentados, los techos trabajados con yeso que conservaban cenefas incisas y relieves de motivos florales, y los frescos en paredes y techos que recrean paisajes y escenas bucólicas.

El reto del estudio vilablanch al desarrollar el proyecto de interiorismo consistió en convertir un espacio noble, aristocrático y majestuoso en un hogar para una familia que desea vivir en un lugar único de Barcelona. Esto se consiguió con un interiorismo elegante y sofisticado que recupera y realza los valiosos elementos que forman parte de la historia del modernismo y los acompaña de materiales y piezas mobiliario igual de refinados, pero que son poco ornamentados y silenciosos; piezas ligeras, que flotan en el espacio y apenas lo tocan.

En estos espacios palaciegos no se cambiaron distribuciones ni pasos; solo se modificaron los usos de los espacios, aplicando el concepto de habitaciones encadenadas. Los nuevos materiales elegidos, de formas suaves y redondeadas, son tan nobles como los que había en origen y logran incorporarse en el espacio de forma serena y silenciosa. En este sentido, en el baño se utilizan piezas de colores discretos y muebles contemporáneos con patas torneadas de madera de nogal maciza, que es la misma madera empleada en los materiales originales.

La cocina se concibe como un elemento funcional y tecnológico, planteado con materiales innovadores de la firma bulthaup como el aluminio y el acero, y en unas tonalidades elegantes que acompañan a todo el conjunto. Para el mobiliario de la cocina se opta por un acabado color champagne, buscando que quede mimetizada en el espacio y en perfecta harmonía con el parquet, la marquetería y los colores de la sala oval, que es la estancia contigua a la cocina. Tanto en el proyecto de iluminación como en los mecanismos tecnológicos también se busca esta integración silenciosa en el espacio. Y para la propuesta de mobiliario de toda la vivienda se eligen piezas que refuercen este concepto de alunizaje discreto en el espacio.

DISTRIBUCIÓN
Las viviendas, de unos 500 m2 cada una, tienen una entrada independiente desde el vestíbulo, a la que se accede a través de una majestuosa escalera de piedra. Ambos principales cuentan con un gran hall, un impresionante salón, una cocina cerrada, una majuestuoso comedor, un dormitorio suite con baño y vestidor, dos o tres dormitorios secundarios con sus respectivos baños y un baño de cortesía.

Casa Burés, proyecto global de interiorismo

Casa Burés es un proyecto residencial inédito en Barcelona que engloba 26 viviendas de lujo de entre 120 y 500 m2. El proyecto de arquitectura interior de este edificio ha sido llevado a cabo por el estudio vilablanch y TDB Arquitectura, por encargo de la promotora Bonavista Developments. 

 

EL RETO

El reto del proyecto de interiorismo fue convertir la Casa Burés, una joya modernista con una gran carga arquitectónica, patrimonial y ornamental, en un ediificio de viviendas exclusivas adaptadas a la estética contemporánea y a las necesidades de los nuevos tiempos.

Para dar respuesta a este reto, se proyectó un interiorismo que recupera y potencia al máximo los elementos originales del edificio y que, al mismo tiempo, adapta cada una de las viviendas a las necesidades de funcionalidad, distribución y comodidad de la vida actual. 

 

DOS EJES CLAVE DEL PROYECTO
 

EVIDENCIAR EL CORTE ENTRE LO ANTIGUO Y LO NUEVO

Durante la elaboración del proyecto de interiorismo de la Casa Burés se tomaron decisiones específicas para cada tipología de vivienda, teniendo en cuenta las particularidades de su estructura original y el público objetivo al que iban dirigidas. Pero, al mismo tiempo, se tomó una decisión muy clara y rotunda para todas las viviendas del edificio: restaurar los elementos que se encontraban en buen estado y acompañarlos de nuevos elementos que no compitieran ni imitaran a los antiguos.

Es por ello que en el proyecto de interiorismo se ve tan claramente el corte entre lo antiguo y lo nuevo. Por un lado, se respetan y restauran los materiales y colores originales con las técnicas artesanales de la época (pavimentos nolla, techos policromados, elaboradas molduras…) y, por el otro, se busca que la aportación que se hace de nuevos colores y materiales no imite ni compita con los existentes (nuevos pavimentos, cerámicas, mobiliario…). Se apostó por un interiorismo elegante que recupera y realza los valiosos elementos arquitectónicos y decorativos que forman parte de la historia del modernismo, y los acompaña de materiales y elementos contemporáneos igual de refinados, pero que son serenos, poco ornamentados y silenciosos.

 

DESARROLLAR UN INTERIORISMO ESPECÍFICO PARA CADA TIPOLOGÍA DE VIVIENDA

Se definieron y desarrollaron 3 conceptos de interiorismo, teniendo en cuenta las características propias de cada espacio y las particularidades de su estructura original. El equipo de interioristas desarrolló tres conceptos para tres modalidades distintas de viviendas:

· Un concepto de interiorismo para los 3 lofts situados en la planta baja y las zonas comunes del sótano: Estética industrial inspirada en su pasado.
· Un concepto de interiorismo para los 2 pisos nobles situados en la planta principal y para los vestíbulos del edificioRespeto absoluto por los elementos existentes.
​· Un concepto de interiorismo para los 16 pisos, situados en las plantas 1ª, 2ª y 3ª, y los 5 áticos, situados en las plantas 3ª y 4ª (dos de los cuales son dúplex): Clara separación entre lo antiguo y lo nuevo.

Esta conceptualización del diseño interior incluyó una meticulosa elección de los distintos materials y acabados de cada vivienda y de las zonas comunes: pavimentos, revestimientos, colores (de suelos, paredes, mobiliario...), cocinas, baños, puertas, manetas, barandillas, iluminación, mobilario, etc.